¿Cómo Comienzo a Meditar?


Mujeres meditando - Erik Brolin

En el blog anterior vimos algunos de los mitos que existen acerca de la meditación. Esta vez, mi idea es compartirte ciertas herramientas practicas que a mí me funcionaron en el mundo real para comenzar a meditar.

Las personas han usado diversas técnicas para llevar sus mentes a un estado más tranquilo utilizando herramientas como la respiración consciente, música relajante, el uso de mantras, aromaterapia, caminatas, etc. Cuando aprendes a meditar, cada técnica está diseñada específicamente para mover la mente desde un estado de actividad a uno de conciencia plena en el momento presente, es un espacio de silencio donde simplemente te encuentras con tu esencia, con tu Yo verdadero, con la versión mas elevada de ti misma. Tu decidirás qué herramientas funcionan para ti, pero para empezar debes comenzar a probar algunas de ellas.

Recuerda: Si trabajas hasta tarde, tienes niños pequeños o simplemente, aún con todo el tiempo del mundo, sientes que no puedes o que no es para ti, créeme #SiYoPudeTuPuedes

Entonces ¿Comenzamos?

1. Encuentra un lugar en donde puedas estar tranquila por 10 minutos.

Meditation - Anthony Tran

Sin teléfono, sin interrupciones. Te cuento que yo comencé meditando ¡en la lavandería! Sí, en mi lavandería. Era el lugar más alejado de la casa, donde no escuchaba los pasos de los niños, ni las voces ni ruidos de televisión. Empecé con un cojín en el piso y luego incorporé un tapete y música relajante. ¡Ah! y mi incienso.

Comencé con 5 minutos. Puedes intentar hacerlo en la lavandería como yo, o incluso antes de dormir. Si te quedas dormida en el intento no te preocupes, mañana seguro aguantarás 2 minutos más. Se paciente y flexible.

Con el tiempo y si lo necesitas podrás incorporar en tu “espacio sagrado de conexión” objetos que para ti representen paz y serenidad. Yo tengo a mis ángeles, mis cristales, mi Virgen de Guadalupe, mi Virgen de Medjugore (Virgen de la Paz), velas e incienso. Pero no hay que crear una dependencia hacia estos objetos. Debes saber que puedes conectar con tu inmensa sabiduría en cualquier momento y lugar, solo requiere un poco de practica.

2. Siéntate en una postura cómoda.

Meditation - Pexels

No esperes hacer la postura de un yogui el primer día, pues probablemente sentirás calambres o dolor en la espalda. Recuerda que lo más importante es que estés en una posición cómoda, donde puedas quedarte por un buen rato. Puedes comenzar colocando tu espalda contra la pared o si prefieres puedes usar una silla. Lo ideal es que estés sentada cómoda y con la columna recta. Te recomiendo tener a la mano una manta para cubrirte porque a medida que te relajes tu temperatura corporal puede bajar un poco.

3. Comienza a respirar.

Photo by Oleksandr Pidvalnyi from Pexels

Inhala y exhala suavemente. Hazte consciente del ritmo de tu respiración y no te concentres en nada más que en ella. Para ayudarte, puedes contar 4 puntos en tu inhalación y 4 para tu exhalación e ir aumentando conforme tu cuerpo se vaya relajando. Entonces lo que harás será: Mientras inhalas cuentas mentalmente del 1 al 4 y al exhalar contarás mentalmente del 1 al 4 una vez más. Lo ideal es hacerlo mínimo por 11 minutos, pero si hoy pudiste 5 está perfecto, tu práctica seguirá avanzando. Recuerda, debes tener paciencia.

4. Obsérvate.

Photo by rawpixel on Unsplash

Qué pasa con tus latidos, con tus pensamientos, con los los ruidos externos. Observa qué sensaciones puedes percibir. Todo esto formara parte de tu meditación y te ayudarán a mantenerte conectada con el presente. Solamente respira y observa, sin juzgarte o frustrarte si es que notas que te estás distrayendo. Todo es parte de tu meditación, solo respira: 1,2,3,4.

5. Prueba diferentes herramientas.

Photo by rawpixel on Unsplash

Si esto no funciona para ti pues te resulta demasiado complicado estar en silencio, puedes poner música relajante o incluso elegir un mantra sencillo como el OM y repetirlo constantemente, por toda la duración de tu meditación. Esto te ayudará a mantenerte concentrado y a ayudar a calmar tu mente.

Si no conoces lo que es un mantra, te lo cuento rápidamente: La palabra "mantra" viene de dos palabras sánscritas: MAN, que significa "mente" y TRA, que significa "vehículo" o "instrumento". Así que tu mantra es un vehículo para tu mente, una herramienta para llevar la mente desde un estado de actividad a uno de quietud y silencio.

Hay muchos mantras hermosos con los que puedes variar tu meditación de acuerdo a lo que necesitas en el momento:

1. I Am = Yo soy. Dándole paso a la plenitud de tu ser. 2. So Haam = Yo soy eso.

3. Om Namah Shivaya = Me inclino ante ti, para mejorar y resolver cualquier situación.

O también puedes escuchar estos, que son mis favoritos:

1. Om - Jane Winther

2. Om Shanti Om - Gandharvas

6. Incluye una intención.

Photo by Giulia Bertelli on Unsplash

Una vez que hayas logrado estar 5 minutos tranquila y respirando, trata de llevar tu intención a la zona de tu corazón y sentir gratitud. Identifica algo por lo que te sientas realmente agradecida, no importa lo que sea, algo que a ti te genere gratitud. Cuando lo tengas, vas a quedarte allí en tu corazón unos minutos sintiendo gratitud. Y luego, me cuentas como cambió tu día.

Y aprovecho para agradecer a cada uno de mis maestros que me han guiado a ser hoy una mejor versión de quién era hace un tiempo. Te invito a unirte a este maravilloso camino.

Cintia Larizzati

Para enterarte de los próximos eventos como talleres, meditaciones en grupo, cursos y más, da click aquí.

Si quieres recibir más información sobre técnicas de meditación, mantras, respiración y mucho más te invito a subscribirte a mi Newsletter.

#desarrollopersonal #desarrolloespiritual #mindfulness #meditación

55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo