La ansiedad ¿Para qué se presenta en tu vida y qué mensaje te quiere dar?

Sentir ansiedad es complicado. Los que la hemos experimentado, sabemos que es una sensación que te abruma, de la cual quisieras salir huyendo. Otras personas viven los síntomas pero, no saben qué es o, no le han podido dar un nombre a eso que sienten.

La ansiedad tiene un origen de supervivencia. Su función es reaccionar ante el peligro, pero, cuando se presenta de manera continua, es como si la alarma de tu coche estuviera descompuesta y sonara en todo momento. En estos casos, tu “alarma” de peligro está activada todo el tiempo, y, sin importar si es un peligro real o imaginario, tu cuerpo siente y vive en un estado hipervigilante de alerta.


El cuerpo es perfecto. Es una máquina precisa que nos avisa de una u otra manera cuando hay “algo” que tenemos que trabajar, por lo que la ansiedad se presenta de diferentes maneras.

Si has tenido dolores de cabeza continuos, noches de insomnio, episodios “repentinos” de llanto, hasta llegar a un ataque en el que sientes que no puedes respirar, sudoración de manos, taquicardia, dolor o problemas en el estómago o sensación de que vas a morir, ha sido la ansiedad tratando que la escuches. La ansiedad está presente para mostrarte y recordarte que estás interpretando la realidad de manera distorsionada, que necesitas eliminar creencias o hábitos que no están sumando a tu vida y que te están limitando. Una de las lecciones de esta sensación es enseñarte que estás gastando toda tu energía en las circunstancias de la vida que no puedes controlar, o en el enojo y rencor que le estás guardando a tu familia o a tus amigos. Sin embargo, esta es una trampa. Todos merecemos ser felices y disfrutar de la libertad. ¡No te distraigas!. Si has experimentado alguno de esos síntomas, me gustaría compartirte estos pasos que te harán sentir mejor:

  1. Acepta la emoción a la que le tienes miedo, no intentes resistirte, huir de ella o esconderla.

  2. Analiza de dónde viene, qué la originó.

  3. Busca respiraciones de diafragma para tranquilizar tu cuerpo. (en mis redes sociales podrás encontrar varias)

  4. Haz ejercicio. Liberar endorfinas calman los síntomas de la ansiedad.

  5. Mejora tus hábitos alimenticios. Sé amable con tu cuerpo y dale un respiro eligiendo comida sana.

  6. Expresa tus emociones. Escribir lo que sientes en un diario ayuda mucho.

  7. Dedica tiempo a tus hobbies.

  8. Haz un detox de personas que te resten o que no vibren con tu energía.

  9. Cuestiona tus creencias. Ajusta las que necesites, deshazte de las que te limitan y adopta nuevas que te hagan crecer.

  10. Ubícate en el momento presente

  11. Identifica tus pensamientos negativos y quítales el foco, déjalos pasar.

  12. Recuerda tus cualidades, define quién eres, qué te gusta, confronta y modifica tus miedos porque no son reales.


Te mando un gran abrazo, Cintia Larizzati



170 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo