Cómo Armar tu Espacio Sagrado

Ya sea para meditar, para orar, para conectar con tu esencia o para hablar con tus ángeles, es muy bonito tener un pequeño lugar Sagrado, nuestro oasis de paz. Un lugar que te ayude a conectar con la Divinidad y con tu energía sutil. No es necesario tener una habitación para eso, solo un rinconcito de Luz con símbolos y objetos que te transportan a un estado de tranquilidad inmediata.

Recibo muchas preguntas acerca de como armar este espacio, qué poner, cómo acomodar las cosas, etc… la realidad es que no necesitamos nada para meditar y conectar con nuestra espiritualidad pero a los seres humanos nos encantan las rutinas y rituales para sentir que de verdad lo estamos haciendo bien. Aquí te dejo una guía para que puedas lograrlo súper rápido y fácil.

Elige un pequeño rincón en tu casa en donde puedas pasar un rato sin ser molestado o al menos alejado de ruidos que te distraigan.

Busca una manta o un cojín cómodo para sentarte en el piso o una silla si no te acomodas al piso y un reloj.

Selecciona tus objetos sagrados, es decir todo aquello que PARA TI represente una conexión con tu espiritualidad. Puede ser una estatuilla de algún Arcángel, una figura de Buda, un rosario, una cruz, imágenes de Santos, etc.

Organízalo teniendo en cuenta un objeto por cada sentido: - Olfato: varilla de incienso, vela perfumada o flores. - Oído: música relajante, sonidos de la naturaleza, sonido de cuencos tibetanos o una meditación guiada. - Tacto: aquí tienes miles de opciones para incorporar texturas a través de tu manta, tapete o incluyendo un Japa Mala. - Vista: elige una estatua, foto o símbolo de alguien que te inspire o que evoque paz en tu corazón.

También podemos organizarlo según los puntos cardinales y los elementos. - Al norte: Ubicamos al elemento tierra poniendo algún objeto que la represente como por ejemplo unos cristales de cuarzo o un poco de sal gruesa o una maceta con una plantita viva. - Al Este: Colocamos el elemento aire como una varilla de incienso o móviles que se mueven con el aire como los atrapa sueños, o plumas. - Al Sur: El elemento fuego representado por una vela, por ejemplo. - Al Oeste: El elemento agua con un vasito de agua para absorber cualquier energía mal calificada. - En el Centro: Aquello que represente tu espiritualidad.

¡Vamos! Manos a la obra y a crear tu rincón sagrado. Cuéntame, ¿Cómo lo vas a hacer? Envíame tu foto en redes sociales o etiquétame con @angelesbycintia.


En amor y gratitud,

Cintia.

117 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo