Los Cristales y sus Beneficios


Mi encuentro con los cristales

En un principio, comencé a encontrarme con los cristales de manera “casual” o intuitiva. Me llamaba la atención su forma y color, esta era mi única referencia para elegirlos. No tenía ningún conocimiento al respecto.

Luego, sentí la necesidad de trabajar mas profundo con ellos y me certifiqué como Cristaloterapeuta, o especialista en Gemoterapia. Esto abrió un mundo completamente nuevo y poderoso. Ahora doy consultas acerca de cómo elegir, cómo limpiar y cómo trabajar con los cristales o cuarzos.

Cómo usarlos a nuestro favor

Una sesión de Cristaloterapia se centra en el poder sanador y vibracional de las piedras. Al provenir del corazón de la Madre tierra, acumulan millones de años de energía evolutiva.

Con ellos puedes balancear energía, desbloquear chakras y trabajar en la manifestación de las cosas que quieres atraer a tu vida, pues son Amplificadores de Energía.

Nosotros somos energía y todo lo que nos rodea también. Todo se reduce a átomos; protones y electrones vibrando en un campo electromagnético.

Al trabajar con un Cristal, estamos utilizando su frecuencia vibratoria que, al introducirla en el campo electromagnético del cuerpo o de un espacio, genera un cambio inmediato.

Cuando un cristal llame tu atención, debes tener en cuenta que él esta listo para asistirte. Como dijo Nicola Tesla “si quieres encontrar los secretos del Universo, piensa en energía, frecuencia y vibración”

El cristal emana energía electromagnética que comparte la misma naturaleza que nuestra aura, pero este no resuelve todo mágicamente. Un cuarzo no es un amuleto ni logra cambios por sí mismo. Cada cambio que veamos a partir del uso de los cuarzos va relacionado a la proyección y canalización de nuestra propia energía.

Para lograr nuestros objetivos, es necesario trabajar en comunión con nuestros cristales, mediante la acción transformadora desde nuestro interior y la evolución de nuestra conciencia.

¿Cómo elegirlos?

Hay 3 formas sencillas de determinar cuál es el cristal que te puede ayudar:

- Por intuición

- Por su color

- Por sus características

Intuición

Cuando vayamos a adquirir un cristal debemos guiarnos por nuestra capacidad intuitiva. Es decir, hasta que sintamos una conexión especial con uno de ellos. Esa conexión será única para cada persona, pero suele estar relacionada con sentir un impulso de sostenerlo.

Doreen Virtue y Judith Lukomski mencionan que, al escoger un cristal, nos convertimos en sus “guardianes” no nos convertimos en sus “dueños". Cuando cumplen con su tarea pueden romperse, perderse o simplemente desaparecer.

Color

La forma más sencilla de comenzar a conectarte con los cristales es a través del color de los chakras.

Los chakras son vórtices esféricos en el cuerpo etérico que actúan como transmisores de energía. Influyen en nuestro mundo físico a través de las glándulas endocrinas, que afectan nuestro funcionamiento corporal, balance mental e integridad emocional.

Puedes seleccionar un cristal del color de cada chakra y trabajar sobre tu cuerpo colocándolos sobre ellos.

¿Cómo limpiar un Cristal?

Después de elegir un cristal y llevártelo, debes limpiar las energías acumuladas dentro. Únicamente debes evitar limpiar los cristales si los encuentras de manera espontánea en tu camino. Así conservarás su energía natural.

Agua

Para limpiarlo, debes dejar el agua corriendo y visualizar que el agua esta limpiando toda la energía negativa que pueda haberse adherido.

Sol

Trabajar con la energía del sol es maravilloso para tu cristal, pero debes cuidadoso con el tiempo de exposición ya que algunas piedras pueden decolorarse, como la amatista o el cuarzo rosa.

Luna

Para limpiar con la luna, debes dejar las piedras al lado de una ventana donde reciban su energía durante la noche. También le extraerá las impurezas (Combinar un día de Sol con una noche de Luna. Esto le dará el balance ideal de energía masculina y femenina)

Sahumado

Debes encender la salvia y pasar por el humo el cristal, asegurándote de que el humo rodee y cubra el cristal. Puedes usar también palo santo o incienso.

Tierra

Si sientes que el cristal se ha “agotado”, opaco y sin fuerzas. Introdúcelo en la Tierra para que recupere su poder con el contacto.

No te recomiendo limpiar tu cristal con agua y sal. Aunque es muy común este método, algunos cristales son muy sensibles y se pueden dañar.

- Cintia Larizzati

Para enterarte de los próximos eventos como talleres, meditaciones en grupo, cursos y más, da click aquí.

Si quieres recibir más información sobre técnicas de meditación, mantras, respiración y mucho más te invito a subscribirte a mi Newsletter.

#desarrolloespiritual #mindfulness #cristales

62 vistas0 comentarios